untitled

Literatura de y para mujeres

Por mucho que se diga que la buena literatura no es ni femenina ni masculina, no se puede negar que sí se notan algunas marcas de género en la forma de escribir. Esto no es para nada negativo, al contrario, es inevitable que una mujer se exprese como tal en un libro por muy aparentemente masculino que sea un tema.

Las mujeres son resultado de una historia que las ha segregado a un segundo lugar a la sombra de los hombres. Por eso, en primer lugar, su historia en la literatura está marcada por seudónimos, como los que usaron las hermanas Brontë para publicar sus novelas.

Con estas cargas históricas, las mujeres han llegado a la literatura en un segundo plano. Por eso se han creado en las universidades líneas de investigación para analizar el fenómeno de las mujeres en las letras desde una perspectiva de género que contemple todas estas condicionantes.

En las letras hispánicas las mujeres, a pesar de las dificultades que encuentran a diario para ser publicadas, tienen un rol significativo. Muchas son las mujeres españolas y latinoamericanas que han logrado sortear las barreras de género para situarse en la cumbre a la que también tienen derecho. El primer Premio Nobel de Literatura en América lo recibió una mujer: la poetiza Gabriela Mistral.

No obstante, estos no son casos comunes. Para la mujer de letras el trabajo es doble, debe demostrar, en primer lugar, que es capaz de crear y luego demostrar la calidad de su obra.

Aunque a veces los premios y reconocimientos son injustos con las escritoras, por lo general el tiempo les hace justicia. Los movimientos feministas han tenido un rol fundamental en este rescate de las obras valiosas escritas por mujeres, y reconocen que no siempre una pluma femenina es equivalente a calidad, pero que no puede ser el género una justificación para inferiorizar a nadie.

A pesar de los pesares, lo más importante de la literatura hecha por mujeres es que está viva. Sus novelas, poemas y obras de teatro están ahí, para el disfrute de quienes desean ver el mundo a través de ojos no siempre masculinos.

Las novelas de caballerías

Las novelas de caballerías ocupan un género literario que tuvo su auge durante la edad media y que aún hoy en día sigue captando a numerosos lectores.

Este tipo de novelas presentan una serie de características comunes:

 

 

  • Los hechos importan más que quienes los protagonizan

 

Los protagonistas casi siempre tienen la misma personalidad a la que no le se le proporciona una profundidad psicológica ya que lo que verdaderamente importa son las historias que les ocurren, sus hazañas como caballeros.

 

  • Superación de pruebas

 

El caballero persigue conseguir honra, riqueza, amor y/o fama, y para conseguirlo deberá superar diversas pruebas y demostrar que es un buen héroe.

 

  • Amor idealizado

 

Los personajes siempre se encuentran enamorados de alguien, un amor cortés muy exagerado y romántico de diferentes formas, en el que todo sufrimiento es poco si el premio es el amor de la dama.  Afortunadamente siempre acaban con un final feliz.

 

  • Exaltación de la violencia

 

En estas novelas, la violencia y las armas son una oportunidad para demostrar su valor, por lo que los torneos, las batallas y los duelos son parte de su vida diaria.

noveladecaballerias

 

  • Escenarios fantásticos

 

Los acontecimientos se producen en sitios que no existen, tierras lejanas con magia y misterios que dificultan la tarea del héroe.

 

  • Tiempos remotos y míticos

 

Lo mismo que sucede con el lugar ocurre con el tiempo. No sé sabe en qué época o año se produjeron ni hay ninguna referencia a algún hecho histórico.

 

  • Guerra sagrada

 

Se tratan de novelas en las que se fomenta la lucha contra el infiel, cuyos héroes buscan reconquistar territorios que antes eran cristianos.

 

  • Falsa traducción

 

Se presentan como si fuesen libros rescatados tras mucho tiempo ocultos y traducidos a diferentes lenguas.

quijote

En resumen, en las novelas de caballerías, que se llevan a cabo en lugares y tiempos misteriosos, siempre están protagonizadas por un hombre que busca convertirse en un héroe y demostrar su valía para poder al fin vivir con su estimada dama.

Todas estas características o tópicos de las novelas de caballerías, fueron retratadas a la perfección en la obra “Don Quijote” de Cervantes, quien realizó una novela satírica sobre este género.

Contexto histórico de las puestas de largo

En diversas culturas, existen ciertos cumpleaños que tienen una connotación especial y por lo tanto una fiesta para celebrarlo. En Latinoamérica lo celebran a los quince años, en Estados Unidos a los dieciséis y aquí en España es a los 18 años. Se conoce como puesta de largo, una celebración bien especial en la que los jóvenes pasan de la adolescencia a la mayoría de edad, donde como adultos podrán votar, conducir y en definitiva asumir responsabilidades… Pero para ello tienen toda la vida, el día de la puesta de largo hay que centrarse en celebrar un cumpleaños con un sentido diferente a cualquier otro. Es por ello que todo es poco para conmemorar un día para el recuerdo tanto de los familiares como de los amigos del cumpleañero o cumpleañera.

Para este cumpleaños tan simbólico, rodéate de tus familiares para guardar un bonito recuerdo y de tus amigos para la primera de muchas fiestas como mayor de edad. Además es un momento perfecto para vestirse con las mejores galas. Los chicos de traje y corbata y las chicas con los vestidos más espectaculares. Así que no os olvidéis de hacer las suficientes fotos para el recuerdo.

Y para todo ello, Barcelona es una ciudad que ofrece un abanico enorme de opciones para celebrar tu 18 cumpleaños. Pero si se prefiere huir del bullicio de la gran ciudad y tener algo más de intimidad, siempre puede celebrarse en una espectacular masía privada para el cumpleañero o cumpleañera y sus invitados.

En definitiva, si estás a punto de cumplir la mayoría de edad y has pensado en celebrar una fiesta por todo lo alto para recordarlo como se merece la mejor elección para celebrar tu puesta de largo es Barcelona.