Aprendizaje sobre patinetes eléctricos

Sin dudas, los libros son la mayor fuente de enseñanzas posible. No obstante, en mi opinión siempre debemos estar abiertos a otros métodos de enseñanzas más experimentales. Por ejemplo, el otro día el hijo de un amigo llegó encantado a la casa luego de pasear por la ciudad con sus amigos en patinetes eléctricos (muchos de ellos comprados en Tecnocio.com), pues aseguró que ese día había aprendido de historia como no lo había hecho antes. Ante el asombro de los padres el chico explicó que la combinación de la visita a sitios históricos con la diversión en patinete había sido muy atractiva, y como había sido divertido había aprendido más que sentado en el aula.

Y es que para algunos chicos la escuela puede resultar un poco aburrida, por lo que sería bueno estimularlos de vez en cuando con clases en el exterior o con alguna actividad fuera de la escuela. La interacción con otros ambientes y la socialización con otras personas ayuda a los chicos a despejar su mente, abrirla y prepararla para la adquisición de nuevos conocimientos. Así que ya sabes, los patinetes eléctricos puedes ser un vehículo no solo para trasladarse sino también para aprender.